El cuidado de las manos: la rutina beauty más dejada

Cara y cuerpo suelen concentrar los primeros cuidados de los que nos ocupamos. Pero nuestras manos sufren enormemente y deberíamos dedicarles una mayor atención de la que les damos.

Tanto el dorso con su piel fina, tan expuesta al sol, como la palma, con su piel gruesa y mil terminaciones nerviosas requieren nuestro cuidado. sufren mucho por el uso permanente y la exposición al sol: están en todas partes….

Su sequedad puede ser causada por predisposición genética a tener piel seca, por el uso de alcohol en gel, también por el lavado excesivo, por el uso de detergentes (debemos siempre usar guantes!!), el contacto con abrasivos (jabones de glicerina y antibacteriales).

Se deben de usar jabones cremosos para la higiene y darse crema sin olvidar uñas y cutículas. Durante el verano, aplicar el protector solar en el dorso de las manos para evitar la aparición de manchas. Con los ingredientes que aumentan su humedad: Aceites minerales, lanolina, vaselina, ácido láctico, urea, siliconas protectoras, ácido hialurónico, aceites de jojoba, coco, argan, monoi, vitaminas antioxidantes, manteca de karité, … y protector solar también.

Y aunque pensemos lo contrario, ni con un suave y agradable olor, muchas veces es mejor sin perfume pues éste puede empeorar la resequedad y la picazón. Las cremas antimanchas son otro mito….

En definitiva, debemos mirar los ingredientes para nuestro caso especiale, no tanto la fineza de los aromas.

jabón natural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *